Cunado Konami creó Combat School, lo hizo mirando directamente a los ojos del “Tio Sam”. En 1987 y después de haber creado dos de los tres videojuegos de deportes con mayor reconocimiento de todos los tiempos, como son, Hyper Sports y Track & Field, estos señores, oriundos de Osaka pensaron en arrasar el mercado de “los USA”, si no lo habían arrasado ya, con un juego creado a la medida del preadolescente americano el cual su héroe no era otro que Richard Gere en “Oficial y Caballero”.
El juego versaba en pasar las durísimas pruebas que se les imponían a los marines de la época, como si de unas olimpiadas al uso se tratara, hasta que llegabas al final del mismo preparado para defender al mismísimo presidente de los EE.UU y si te apuran, a su señora.
Que duda cabe que no recogió el reconocimiento de sus antecesores deportivos, pero si hay que reconocerle que tiene el mismo espíritu y como te acercases a la maquinita, te enganchabas… un juego con marcado “sabor americano”.

NOVEDADES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies