Boot Hill era a los arcade de disparos, lo que en su día fue Pong a los de deporte, es decir, un auténtico pionero. El juego desarrollado por los chicanos Midway en el año 1977, utilizaba la más arcaica de las tecnologías para obtener unos resultados tan fantásticos para la época como estos.

Con un fondo negro y a base de pixeles blancos, teníamos a dos auténticos cowboys desafiándose a muerte. Para derrotar al contrario tenías seis disparos, teniendo que elegir muy bien cuando disparabas porque, evidentemente, en el lejano oeste no se recargan los revólveres. La movilidad se veía reducida a “techo y suelo” de la pantalla con un par de pasos en horizontal. Entre los dos vaqueros se iban interponiendo barreras como: Una diligencia, la cual adquiría movimiento avanzado el duelo, y diferentes cactus. El que los personajes y demás componentes del juego se hicieran grandes o pequeños según lo cerca que estuvieran de la perspectiva del jugador ya indicaba que por aquella época no tendrían medios, pero en cuanto los tuvieran lo iban a “petar”.
No quedará en la memoria de los arcade como un juego indispensable, pero para nosotros adopta el nombramiento de mítico.

NOVEDADES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies